El proyecto MARES de Madrid, desarrollado dentro de la iniciativa europea Urban Innovative Actions, se ha ejecutado a lo largo de tres años (entre el 1 de noviembre de 2016 y el 31 de octubre de 2019). 

Esto supone más de 1.000 días de trabajo realizado por un equipo coordinado por el Ayuntamiento de Madrid y pertenecientes a ocho entidades de la economía social y solidaria: Dinamia, Grupo Cooperativo Tangente, Estudio SIC, Vivero de Iniciativas Ciudadanas, Ecooo, Todo por la Praxis, Agencia para el Empleo y Acción contra el hambre. 

Su apellido (ecosistemas urbanos resilientes para una economía sostenible) apunta a su ambicioso objetivo: transformar la ciudad de Madrid a través de la economía social y solidaria. Para ello, se priorizaron cinco sectores económicos, que componen el acrónimo MARES (movilidad, alimentación, reciclaje, energía y, la ese, de cuidados) en cuatro distritos (Puente de Vallecas, Villaverde, Vicálvaro y Centro). En ellos, hemos trabajado de la mano de agentes clave y recuperado tres espacios públicos en desuso, creando el primer centro de economía circular y la primera cocina incubadora de la Comunidad de Madrid.

En el corto plazo, MARES buscaba generar nuevo tejido productivo sostenible y de calidad. Y lo ha conseguido. Gracias a los servicios especializados de acompañamiento (denominados servicios específicos), se han creado 48 nuevas entidades productivas, la mayoría bajo fórmulas de la economía social y solidaria. Además, más de 300 iniciativas económicas se han beneficiado de las propuestas del proyecto y han participado activamente en su ecosistema. De estas, 91 han estado incubadas en los espacios.

Los cambios de gran calado requieren de tiempo. Por eso, una parte de las actividades de MARES se han dirigido a sensibilizar y concienciar a las vecinas y vecinos de Madrid sobre la necesidad de aplicar modelos productivos más sostenibles y viables a los retos urbanos actuales. Más de 13.000 personas han participado en los cerca de 1.000 eventos de formación, tanto sectorial como general, dinamización y sensibilización, incluyendo las sesiones de las más de 40 Comunidades de Aprendizaje orientadas a la Práctica (CAP).

Ahora llega el momento de compartir las herramientas innovadoras diseñadas por MARES, poner en común los aprendizajes colectivos y reflexionar sobre los resultados. Para ello, hemos elaborado esta memoria final, que sintetiza los principales procesos desarrollados y resultados alcanzados durante la vida de este proyecto piloto de innovación urbana. Esperamos que te resulte de utilidad para seguir imaginando una mejor economía en mejores barrios. En definitiva, un mejor futuro.